CAPÍTULO 7

Pronombres

    Son pronombres las palabras yo, me, , , vos, usted, te, ti, él, lo, ella, la, se, le, , nosotros, nosotras, nos, ustedes, vosotros, vosotras, ellos, ellas, los, las y les.

    yo, me, , , vos, usted, te, ti, él, lo, ella, la y le son del número singular; nosotros, nosotras, nos, ustedes, vosotros, vosotras, os, ellos, ellas, los, las y les, del plural.

    se y son sincréticos en cuanto al número; p.ej., ofician como singulares en

su ilustrísima lo destinó (...) con los emolumentos precisos para que se sustentase con modestia. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

Necesitaba todas sus fuerzas para sí y no para los demás. (Azorín, 'El escritor')

y como plurales en

los otros los desprecian, pero ellos se desprecian aún más. (J. L. Borges, 'La secta del Fenix')

vivir dos españoles entre indios y (...) y hacer pólvora para sí y no para vender, no sé qué delito sea (...). (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

°

    yo, , vos, usted, él, ella, nosotros, nosotras, ustedes, vosotros, vosotras, ellos y ellas se llaman rectos.

    , ti y se llaman regidos y ocurren siempre precedidos inmediatamente por una preposición; p.ej.,

Ladro furiosamente a todos los que se acercan a mí (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

    me, te, le, lo, la, se, nos, os, les, los, las y les son objetivos; lo, la, los y las, acusativos absolutos; le y les, dativos absolutos; me, te, se, nos y os, acusativos contextuales o dativos contextuales.

°

Variantes.

me, y conmigo son variantes condicionadas de yo;

te, ti y contigo, de ;

le, se, y consigo, de él y de ella;

lo, de él;

la, de ella;

nos, de nosotros;

os, de vosotros;

les, los y se, de ellos;

les, las y se, de ellas.

    uno suele usarse como variantes de yo, pero concordado con el verbo en tercera persona; p.ej.,

Uno busca lleno de esperanzas el camino... (E. S. Discépolo, 'Uno')

    Es frecuente, especialmente en el lenguaje escrito, que nos se use como variante de yo; p.ej.,

no nos parece fuera de propósito que echemos, lector, una mano de historia. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

    Usted, le, la, lo (y en rioplatense vos) es variante de ; ustedes, les, los y se, de vosotros.

    P mismo ( P, pronombre recto o regido) es variante enfática de P; p.ej.,

Me siento yo mismo al sentirme que no soy los demás (...). (M. de Unamuno, 'Del sentimiento trágico de la vida')

Sentirás como si tú misma te arrullaras. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

Dentro de ella misma el conflicto era radical (...). (O. Paz, 'Homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz en su tercer Centenario')

¿Demostraremos nosotros mismos que somos menguados y pobres en vocabulario? (Azorín, 'El escritor')

Úrsula seguía preguntándose si ellos mismos no habrían cometido un error (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

me veo a mí mismo maniobrando con angustiosa lentitud. (H. Quiroga, 'El conductor rápido')

Han de sobreponerse a sí mismos (...). (Azorín, 'El escritor')

su voz era secreta, (...) como si hablara consigo misma. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

    nosotros, vosotros, ellos y los son las variantes normales cuando el término nombra a personas o animales entre las que hay al menos una del sexo masculino, o a cosas asexuadas entre las que hay al menos una a la que normalmente le nombran sustantivos de género gramatical masculino (y lo mismo mutatis mutandis respecto de los cúmulos); p.ej.,

Prudencia Cotes se quedó esperando en la cocina hasta que los vio [a Pedro Vicario y a Pablo Vicario] salir por la puerta del patio (...). (G. García Márquez, 'Crónica de una muerte anunciada')

Tita los vio [a Juan y a Gertrudis] irse con lágrimas en los ojos. (L. Esquivel, 'Como agua para chocolate')

    nosotras, vosotras, ellas y las son las variantes normales cuando el término nombra sólo a personas o animales del sexo femenino, o a cosas asexuadas a las que nombran normalmente sustantivos de género gramatical femenino (y lo mismo mutatis mutandis respecto de los cúmulos); p.ej.,

las metió [a las codornices] a la cocina y se dispuso a matarlas (...). (L. Esquivel, 'Como agua para chocolate')

Bayardo San Román las siguió [a Ángela Vicario y su madre] con la mirada hasta el otro extremo de la plaza. (G. García Márquez, 'Crónica de una muerte anunciada')

Pero cuando le examinó las manos y las puso sobre las suyas no le quedó rastro de dudas (...). (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

    se es la variante normal de le y les cuando preceden inmediatamente a un pronombre acusativo; p.ej.,

Obedezca usía, que se lo manda el soberano pueblo. (R. Palma, 'Tradiciones Peruanas')

dará las más lindas rosas, y se las tengo prometidas a la Virgen (...). (J. Isaacs, 'María')

conmigo y contigo son las variantes normales de *con yo y *con tú, respectivamente; p.ej.,

Mi secreto irá conmigo a la tumba. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

se casó contigo sólo por estar cerca de mí. (L. Esquivel, 'Como agua para chocolate')

    consigo es una variante normal de con él; p.ej.,

no llega tarde quien llega, sobre todo si trae consigo cuchillo para cortar. (R. Palma,'Tradiciones Peruanas')

°

Observaciones.

    No debe confundirse el pronombre objetivo lo con su homónimo invariable, usado, precediendo a SER, ESTAR o PARECER, para reproducir un componente adjetivo; p.ej.,

Fernanda les contaba que era feliz, y en realidad lo era (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

Y ahora se sabrá si está enamorado nada más que de cabeza o lo está también de corazón (...). (M. de Unamuno, 'Niebla')

Las dos mayores eran muy lindas y lo parecían aún más en Tupiza (...). (E. Wilde, 'Aguas abajo')

°

Normas semánticas.

    Los pronombres del número singular se usan como nombres conforme con las siguientes reglas: en el acto de habla yo, me y , nombran al hablante; , vos, te, ti y usted, al oyente; él, ella y le, a la persona de la que se habla (él, del sexo masculino; ella, del femenino; le, del masculino o del femenino); lo y la, al oyente o a la persona o cosa de la que se habla (lo, del sexo masculino o cosa asexuada a la que normalmente le nombran sustantivos del género gramatical masculino; la, del sexo femenino o cosa asexuada a la que normalmente le nombran sustantivos de género gramatical femenino).

°

    lo también se usa para nombrar un evento; p.ej.,

Le ordenaron afeitarse y ponerse ropa limpia, y él lo hizo (...). (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

    nosotros, nosotras y nos nombran al hablante y a las personas solidarias con él; ustedes, vosotros, vosotras y os, a los oyentes; ellos, ellas y les a las personas de quienes se habla; los, las, se y , a los oyentes o a las personas de quienes se habla.

°

    Los pronombres del número plural se usan también como nombres de cúmulo.

°

Un nombre de número natural mayor que uno, dicho inmediatamente después de un pronombre recto del número plural, suele precisar a cuántas personas nombra el pronombre o cuántos individuos se agregan en el cúmulo nombrado; p.ej.,

¡Esto, muchacho, es un secreto para nosotros dos y para tu mamá, nada más! (R. J. Payró, 'Divertidas aventuras del nieto de Juan Moreira')

Ustedes dos son unos mentirosos (...). (M. Vargas Llosa, ‘Lituma en los Andes’)

 



   GRAMÁTICAS ESPAÑOLAS

   SINTAXIS FORMAL Y SIGNIFICADO

  Gramática elemental de la lengua española en formato PDF

  Esteban Saporiti

  Volver al índice