CAPÍTULO 20

Diminutivos y superlativos

 

 

§ 1. Diminutivos de sustantivos y de adjetivos.

    Se derivan diminutivos insertando it, inmediatamente antes de sus terminaciones, en los sustantivos y adjetivos acabados en o o en a[1]; y agregando cito o cita a los polisílabos acabados en e o en consonante [2]  y ecito o ecita a los monosílabos [3].

    Usados rectamente, nombran como los sustantivos originarios restringidos a objetos pequeños [4]; de lo contrario, son variantes afectivas [5].

    Siguiendo las mismas normas, también de los nombres propios se derivan diminutivos afectivos [6].

 

§ 2. Adjetivos superlativos.

    Se forman adjetivos superlativos sufijando ísimo o ísima a los adjetivos [7]. Suenan más vigorosos que las frases formadas por muy y el adjetivo [8].

 

Observaciones

    mejor, peor, mayor y menor suelen usarse como superlativos [9].

    También suelen usarse de igual modo las frases formadas por más, menos o así de y un adjetivo [10].

    de remate, a carta cabal y algunas locuciones similares más, pospuestas al adjetivo, forman frases adjetivas en grado superlativo [11].

 

§ 3. Adverbios diminutivos.

    Se forman variantes afectivas de los adverbios terminados en o o en a  insertando it inmediatamente antes de la terminación [12].

 

§ 4. Adverbios superlativos.

    De los adverbios lejos, mucho, poco, pronto, tarde y temprano se derivan los adverbios superlativos lejísimo, muchísimo, poquísimo, prontísimo, tardísimo y tempranísimo [13].

 

_______

NOTAS

[1] Por ejemplo: caballito, huevito, librito, cabecita, piedrita, ventanita; cieguito, cieguita, delgadito, delgadita, tiernito, tiernita.

[2] Ejemplos: cofrecito, dolorcito, hombrecito, ladroncito, jardincito, pastorcito, avecita, mujercita, nubecita, verdecita, dulzoncita.

[3] Ejemplos: pececito, reyecito, lucecita, vocecita.

[4] Por ejemplo: silloncitos y patitos a sillones y patos pequeños, respectivamente:

Hay en él (...) dos silloncitos y una mesa. (Azorín, 'El escritor')

Una pata seguida por varios patitos amarillos entró al despacho. (G. García Márquez, 'El coronel no tiene quien le escriba')

[5] Ejemplos:

Mi buen maridito es una alhaja. (B. Pérez Galdós, 'La de Bringas')

Amito mío, ya no te veré más. (J. Isaacs, 'María')

Abuelito mío, ¿tú también aquí? (B. Pérez Galdós, 'El abuelo')

Sí, señorito mío, yo soy la Nela. (B. Pérez Galdós, 'Marianela')

Lo había conocido apenas unas semanitas antes. (M. Vargas Llosa, 'Lituma en los Andes')

[6] Por ejemplo: Francisquito, Luisito, Luisita, Rosarito, Mercedita.

[7] Ejemplos:

he determinado de sacar a luz al Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, al abrigo del clarísimo nombre de Vuestra Excelencia (...). (Cervantes, 'Quijote')

El fámulo volvió contentísimo a casa de su ama (...). (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

Acaba de salir de un achuchón gravísimo (...). (M. de Unamuno, 'Niebla')

lo que deseamos decirle puede ser de grandísima importancia (...). (J. L. Borges, 'Las muertes concéntricas')

Los gallos tienen un canto lindísimo (...). (H. Quiroga, 'Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre')

[8] Por ejemplo, profesor buenísimo evoca en nuestro espíritu profesores aún más buenos que los evocados por profesor muy bueno.

[9] Ejemplos:

lo exhibieron (...) en la vidriera del mejor almacén. (J. L. Borges, 'El asesino desinteresado')

Era la peor hora del tránsito pero no el peor día. (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

pasaron la artillería del  pequeño bajel a la mayor nave. (Cervantes, 'Amante liberal')

no se sentía el menor ruido. (H.Quiroga, 'Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre')

[10] Ejemplos:

Su sola presencia podría apagar el fuego más intenso (...). (L. Esquivel, 'Como agua para chocolate')

ése es el lugar menos seguro de la balsa. (G. García Márquez, 'Relato de un náufrago')

Nunca te he visto ponerte así de colorada. (M. de Unamuno, 'Niebla')

[11] Ejemplos:

Me volví loca por él (...), loca de remate. (G. García Márquez, 'Crónica de una muerte anunciada')

es bueno, honrado a carta cabal (...). (M. de Unamuno, 'Abel Sánchez')

 [12]. Ejemplos:

me senté despacito en el larguero del catre. (A. Roa Bastos, 'Bajo el Puente')

Confío muy poquito en los políticos. (M. Robles, Entrevista en 'El semanal digital', n° 1331)

Acuéstate prontito (...). (B. Pérez Galdós, 'Fortunata y Jacinta')

Eso harás mañana tempranito. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

llegamos afuerita de los baños (...). (Gl. Trevi, 'Gloria')

Ahorita estoy muy ocupado con mi luna de miel. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

- Aprisita, aprisita - dijo el capellán (...). (B. Pérez Galdós, 'El equipaje del rey José')

sube más arribita el edredón. (Benito Pérez Galdós, 'Fortunata y Jacinta')

Pasamos cerquita de una osamenta hedionda (...). (R. Güiraldes, 'Don Segundo Sombra')

un gigante empezó a dar patadas en la casa, encimita de aquí (...). (B. Pérez Galdós, 'Gerona')

Enseguidita (...) sube en ese breque y se me manda mudar. (Fl. Sánchez, 'Barranca abajo')

[13] Ejemplos:

De lejos, lejísimo, llegábale el recuerdo de una noche semejante (...). (H. Quiroga, 'El desierto')

España ha prosperado muchísimo (...). (M. Vargas Llosa, 'Los pies de Fataumata')

El que iba poco, poquísimo, por casa del nuevo matrimonio era el bueno de don Primitivo. (M. de Unamuno, 'La tía Tula')

aprendí a leer prontísimo (...). (A. M. Matute, 'Entrevista en “ABC”)

Es tardísimo (...). (B. Pérez Galdós, 'El amigo Manso')

los señores de la Corte partirían tempranísimo (...). (O. Bagnasco, 'El banquete')

 

 



   GRAMÁTICAS ESPAÑOLAS

   SINTAXIS FORMAL Y SIGNIFICADO

  Gramática elemental de la lengua española en formato PDF

  Esteban Saporiti

  Volver al índice