CAPÍTULO 5

Las palabras

    Se llaman palabras los nombres propios, las expresiones listadas y clasificadas en el diccionario y las que se forman a partir de estas por analogía con los verbos de las conjugaciones verbales modelo o mediante reglas de formación de plurales, de superlativos y de diminutivos.

    Están formadas por una sola sílaba o por dos o más sílabas de diversas intensidades. Entre las de dos o más sílabas, las que tienen como sílaba más intensa a la última, se llaman agudas - p.ej., a-mor y e-mo-ción -; a la penúltima, graves - p.ej., hom-bre y ár-bol -; a la antepenúltima, esdrújulas - p.ej., tí-te-re y ti-tá-ni-co.

    La distribución de las intensidades silábicas de cualquier palabra está determinada por su norma de pronunciación; de modo que en español se dice, p.ej., a-pos-to-les y no a-pos-to-les; bar-ba-ros y no bar-ba-ros; pa-ja-ros y no pa-ja-ros; ar-bo-les y no ar-bo-les; etc.

    Pero hay pares y hasta tríos de palabras que son idénticas en composición silábica, y que sólo difieren en la distribución de las intensidades de sus sílabas; p.ej.,

bebe, bebe

canto, canto

do-mi-no, do-mi-no

mana, mana

papa, papa

nau-fra-go, nau-fra-go, nau-fra-go

a-ni-mo, a-ni-mo, a-ni-mo

a-po-do, a-po-do, a-po-do

ar-bi-tro, ar-bi-tro, ar-bi-tro

in-te-gro, in-te-gro, in-te-gro

in-ti-mo, in-ti-mo, in-ti-mo

o-vu-lo, o-vu-lo, o-vu-lo

o-xi-do, o-xi-do, o-xi-do.

    En la escritura, las diferencias de intensidad silábica se expresan, según reglas de acentuación ortográfica, escribiendo o no un tilde sobre una vocal de la palabra.

 

REGLAS DE ACENTUACIÓN ORTOGRÁFICA

    En la escritura normal del español, el acento ortográfico es una rayita oblicua puesta sobre las letras a, e, i, o, u, bajando de derecha a izquierda respecto del que escribe o lee; se lo ve, pues, como en á, é, í, ó, ú, Á, É, Í, Ó, Ú.

    La colocación del acento ortográfico se ajusta a las siete reglas siguientes, en las que V se refiere a las letras a, e, i, o, u; y S, a una letra o secuencia de letras representativa de una sílaba.

    1. Las palabras monosilábicas se representan en la escritura sin acento ortográfico; p.ej., gas, mar, pan, paz, sol.

    2. Las palabras agudas se representan en la escritura con acento ortográfico en la V de la S representativa de la última sílaba si terminan en V o en las letras n o s; p.ej., sofá, chimpancé, colibrí, adelgazó, ñandú, adoquín, feligrés.

    3. Las palabras graves se representan en la escritura con acento ortográfico en la V de la S representativa de la penúltima sílaba si no terminan ni en V ni en las letras n o s; p.ej., cómic, césped, árbol, álbum, almíbar, accésit, cáliz.

    4. Las palabras esdrújulas se representan en la escritura con acento ortográfico en la V de la S representativa de la antepenúltima sílaba; p.ej., álgebra, análisis, bálsamo, biólogo, cálculo, crítica, énfasis, elíptico, fármaco.

    5. Las letras i y u representativas de las vocales i y u que siguen a las vocales a, e y o se escriben con acento ortográfico; las representativas de las semivocales, no. Por ejemplo: arcaísmo, caída, raíz, creíble, proteína, egoísmo, oír, roído, baúl, laúd, feúcho, transeúnte, númeno; aire, aislar, aceite, deleite, celuloide, estoico, aplauso, raudal, deuda, neurona, coulomb, estadounidense.

    6. Las letras i y u representativas de las vocales i y u que preceden a las vocales a, e y o se escriben con acento ortográfico; las representativas de las semiconsonantes, no. Por ejemplo: bibliografía, ecología, sonríe, albedrío, griterío, ganzúa, garúa, actúe, dúo, flúor; abundancia, acuciante, abierto, piedad, violonchelo, uranio, actualidad, cuatrero, afuera, vuelta, antiguo, duodeno.

    7. Los adverbios derivados sufijando mente a un adjetivo con acento ortográfico conservan el acento del adjetivo; p.ej., comúnmente, fácilmente, rápidamente.

°

    El acento ortográfico se usa también para distinguir las siguientes palabras, diferentes pero de composición silábica idéntica:

aún, variante de todavía; aun, en cualquier uso diferente del anterior

, verbo; de, preposición

más,  adverbio; mas, conectivo adversativo

, pronombre; mi, adjetivo posesivo

, verbo; se, pronombre

, adverbio o pronombre; si, conectivo condicional o componente de oración subordinada

sólo, adverbio; solo, adjetivo

, sustantivo; te, pronombre

, pronombre; tu, adjetivo posesivo

él, pronombre; el, artículo.

°

    También se acentuan ortográficamente las palabras que, quien, quienes, cual, cuales, donde, cuando, como, cuanto, cuanta, cuantos y cuantas cuando encabezan una oración interrogativa o exclamativa.

APÓCOPES

    bueno, malo y grande se apocopan cuando preceden al sustantivo; p.ej.,

entró (...) como buen pastor (...). (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

Fue un mal hombre (...). (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

Sobre la mesa había una gran caja (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

    Excepto en Santo Domingo, santo se apocopa cuando precede a un nombre propio no comenzado por To; p.ej.,

¡Cuántas veces me he conmovido al oír la misa griega de San Juan Crisóstomo (...)! (Azorín, 'El escritor')

En 1691 (...) fundó Santo Toribio el colegio seminario que hoy lleva su nombre (...). (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

tomó asilo en el convento de Santo Domingo. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

 

 

 



   GRAMÁTICAS ESPAÑOLAS

   SINTAXIS FORMAL Y SIGNIFICADO

  Gramática elemental de la lengua española en formato PDF

  Esteban Saporiti

  Volver al índice