CAPÍTULO 22

Sintaxis (órdenes de palabras)

 

 

    En el 90 % de las oraciones, las palabras se ordenan alrededor del verbo, del sustantivo o del vincular, concordadas en género gramatical y número, o solamente en número, como sigue (donde ° indica la concordancia).

 

§ 1. Alrededor del verbo.

    Pronombre objetivo - Verbo [1].

    Preposición - Nombre o Pronombre o Infinitivo [2].

    Pronombre objetivo - Perífrasis verbal [3].

    Perífrasis verbal - Pronombre objetivo [4].

    Verbo transitivo - a - Nombre propio de persona o Pronombre recto [5].

    Verbo transitivo - Índice coloquial° o Adjetivo posesivo° - a - sustantivo de persona [6].

    Nombre - Pronombre objetivo -  Verbo [7].

    Pronombre objetivo -  Verbo -  Nombre o Pronombre recto [8].

    no - Verbo o Pronombre objetivo [9].

    Pronombre acusativo - Verbo [10].

    Pronombre dativo - Verbo [11].

    Pronombre dativo - Pronombre acusativo - Verbo [12].

    Pronombre acusativo - Pronombre dativo - Verbo [13].

    Pronombre dativo - Pronombre Dativo - Verbo [14].

    Pronombre impersonal - Pronombre dativo - Verbo [15].

    Pronombre impersonal - Pronombre acusativo - Verbo [16].

    Verbo imperativo - Pronombre acusativo [17].

    Verbo imperativo - Pronombre dativo [18].

    Verbo imperativo - Pronombre dativo - Pronombre acusativo [19].

    Pronombre dativo - Pronombre acusativo - Perífrasis verbal [20].

    Perífrasis verbal - Pronombre dativo -Pronombre acusativo [21].

    Infinitivo o Gerundio - Pronombre acusativo o dativo [22].

    Infinitivo o Gerundio - Pronombre dativo - Pronombre acusativo [23].

    haber o habiendo - Pronombre acusativo o dativo - Participio en -o [24].

    haber o habiendo - Pronombre dativo - Pronombre acusativo - Participio en -o [25].

    En las oraciones negativas, nada, nadie, jamás, nunca y ninguno preceden al verbo sólo si no no precede al verbo [26].

 

§ 2. Alrededor del sustantivo

    Cuantificante general° - Índice coloquial° o Adjetivo posesivo° - sustantivo° [27].

   Cuantificante°  - sustantivo°  - Adjetivo posesivo° [28].

    Índice coloquial° o Adjetivo posesivo° - Cuantificante numérico° - sustantivo° [29].

    Índice coloquial° o Adjetivo posesivo° - sustantivo° [30].

    Índice coloquial° o Adjetivo posesivo° - Adjetivo ordinal° - sustantivo° [31].

    Índice coloquial° - sustantivo° - Adjetivo posesivo° [32].

     el° - sustantivo° - Índice coloquial°, con excepción de el [33].

    sustantivo° - Adjetivo° - Preposición [34]

    sustantivo° - Adjetivo° - que - Verbo° [35].

    sustantivo° - Preposición [36].

    sustantivo° - Adjetivo° - Participio° - que - Verbo° [37].

    sustantivo° - Participio° - que - Verbo° [38].

    sustantivo° - Preposición - que - Verbo° [39].

    sustantivo° - que - Verbo° [40].

    sustantivo° - Adjetivo° [41].

    sustantivo° - vincular° [42].

    vincular° - Adjetivo° [43].

    sustantivo° - Participio° [44].

    sustantivo° - Preposición - Participio° [45].

    Adjetivo temporal° - sustantivo° [46].

    Adjetivo posesivo° - vincular° [47].

§ 3. Alrededor del sustantivo significativo de relación

    sustantivo significativo de relación° - Adjetivo nominal° - Preposición [48].

    sustantivo significativo de relación° - Adjetivo nominal° [549].

   sustantivo significativo de relación° - de - Preposición [50].

    Adjetivo posesivo° - sustantivo significativo de relación° - Adjetivo nominal° [51].

§ 4. lo, esto, eso y aquello preceden al adjetivo calificativo de género masculino y número singular, al participio de género masculino y número singular y a la suboración adjetiva [52].

 

_______

NOTAS

[1] Ejemplos:

¿Lo he visto cuando vi todas las cosas y lo he olvidado? (J. L. Borges, 'El Aleph')

Si lo dicen que lo digan (...). (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

[2] Ejemplos:

uno de los afiliados conversa con el ascético millonario Ezra Buckley. (J. L. Borges, 'Tlön Uqbar Orbis Tertius')

Se peleó con el duque de Marlborough. (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

se parecía a la imagen mental que tenía de sí misma. (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

se arriesgó a ir a casa de la mujercita. (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

Yo me avergoncé de mis instintos fieros. (Pío Baroja, 'Las inquietudes de Shanti Andía')

[3] Ejemplos:

¡Uno de estos días lo voy a hacer! (H. Quiroga, 'La abeja haragana')

El cuarto se está llenando de polillas. (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

lo empezó a engordar en una jaula (...). (Fl. Sánchez, 'Canillita')

[4] Ejemplos:

yo voy a buscarlo río arriba (...). (J. Isaacs, 'María')

está balanceándose entre dos fuerzas opuestas (...). (D. F. Sarmiento, 'Facundo')

Mauricio Babilonia empezó a perseguirla (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

[5] Ejemplos:

el buen Sancho nunca vio a Dulcinea (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

a él lo celebraban mucho desde que curó a todos los jóvenes comuneros (...). (M. Vargas Llosa, ‘Lituma en los Andes’)

[6] Ejemplo:

    Cuantos hombres veían a la moza se volvían locos por ella. (B. Pérez Galdós, 'Luchana')

[7] Ejemplo:

A los grillos nunca los mato. (J. Rulfo, Macario)

[8] Ejemplos:

La buscó a Felicita con los ojos (...). (A. Roa Bastos, 'Bajo el puente')

la vio a usted en la iglesia (...). (B. Pérez Galdós, ‘Fortunata y Jacinta’)

[9] Ejemplos:

no espero nada bueno para mi Patria. (B. Pérez Galdós, 'Cánovas')

¿A que no lo adivinas? (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

[10] Ejemplo:

sorprendieron una noche al cura y lo mataron a azotes. (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

[11] Ejemplo:

le pusieron una pistola en la mano. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

poco les durará el tesoro a los de Claromecó. (A. Bioy Casares, 'El gran serafín')

esto les sucede a los canes inexpertos (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

[12] Ejemplos:

y cual soy te me consagro,  por siempre jamás, amén. (Cervantes, ‘Quijote’)

Te lo digo por tu bien. (M. Vargas Llosa, 'Lituma en los Andes')

Esto me lo dijeron ayer. (Pío Baroja, 'La lucha por la vida - La busca')

Recogí el bastón y se lo di. (J. L. Borges, 'El disco')

[13] Ejemplo:

te nos quiere robar para venderte a los franceses. (B. Pérez Galdós, 'Miau')

[14] Ejemplos:

Yo ni me le he acercado a ese señor. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

¿También vos te me sublevás? (Fl. Sánchez, 'M'Hijo el Dotor')

ya se les habían caído las manos (...). (J. Rulfo, 'El Llano en llamas')

No se te ocurra cruzar en las esquinas (...). (R. Gallegos, 'La rebelión')

[15] Ejemplos:

se me amonestaba porque volvía tarde. (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

se le encomendó especialmente llevar la voz de alerta a los árboles (...). (H. Quiroga, 'Anaconda')

a nosotros se nos ha facilitado la que habíamos menester. (Cervantes, ‘Quijote’)

[16] Ejemplo:

Recuerdo que se lo trajeron recién (...). (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

[17] Ejemplos:

descarga en el libro tu ira, arrójalo lejos de ti, pisotéalo, escúpelo. (B. Pérez Galdós, 'La corte de Carlos IV')

Jesusa, llevate a Sara al espejo! (Fl. Sánchez, 'M’Hijo el Dotor')

[18] Ejemplo:

¡Pídele perdón! (J. Benavente, 'Los intereses creados')

[19] Ejemplo:

pregúntaselo a mi papá. (G. García Márquez, 'La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada')

[20] Ejemplo:

Esta vez no te lo voy a impedir (...). (G. García Márquez, ‘La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada’)

[21] Ejemplo:

Vengo a contártelo a ti, porque tú me comprendes. (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

[22] Ejemplos:

Cuando (...) lograron tranquilizarla (...), resolvieron conducirla al domicilio conyugal. (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

Sancho llegó a mirarle la boca (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

Dándole besitos (...), abrió los pasadizos más recónditos de su corazón (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

Vivió un año con los hombres, curioseando y observándolo todo (...). (H. Quiroga, ‘Anaconda’)

[23] Ejemplos:

Sin proponérselo, la mujer miró a José Arcadio (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

Se lo han de haber llevado para enseñárselo al gobierno (...). (J. Rulfo, 'El Llano en llamas')

y, diciéndoselo al barbero, le rogó que trocasen trajes (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

[24] Ejemplos:

me duele no haberte querido. (M. de Unamuno, ‘Abel Sánchez’).

halo hecho muy mal Altisidora en no haberte dado las prometidas camisas (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

Esa tarde, habiéndolo echado de menos en la cocina, buscó a José Arcadio por toda la casa (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

habiéndole rodeado el cuello con mi brazo (...), se aferró con ambas manos a mi cuerpo (...). (B. Pérez Galdós, 'Lo prohibido')

[25] Ejemplos:

cumplieron un destino sin habérselo propuesto (...). (M. de Unamuno, 'Epílogo a "Vida y Escritos" del Dr. José Rizal de W. E. Retana')

habiéndosele en una batalla roto la espada, desgajó de una encina un pesado ramo o tronco (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

[26] Ejemplos:

Yo soy chica y nada tengo (...). (C. Alegría, 'Navidad en Los Andes')

no hay nada como la paz, el silencio y la sanidad del campo. (Azorín, ‘Confesiones de un pequeño filósofo’)

en la patria vieja nadie quería sentar plaza de patriota tibio. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

Así no tendrá nadie derecho para decirme que hablo a la birlonga. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

jamás habían visto al Demonio de los Andes tan afectuoso con el prójimo. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

No regresará jamás (...). (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

nunca cometí el feo pecado de dedicar prosa ni verso a los que están peldaño arriba en la escalera política. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

no usaba nunca sombrero (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

Ninguna doctrina fecunda ha sido nunca hermética. (Azorín, 'El escritor')

Ninguno que llegó a ser rey tuvo jamás el nombre de traidor. (R. Palma, 'Tradiciones peruanas')

[27] Ejemplos:

Si todos los lugares de la Tierra están en el Aleph, ahí estarán todas las luminarias (...). (J. L. Borges, 'El Aleph')

yo sentí (...) una viva simpatía (...) por todos esos barcazos pintados de blanco (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

todos aquellos árboles estaban llenos de pies y de piernas humanas. (Cervantes, ‘Quijote’)

[28] Ejemplos:

Doña Marcelina Polo posee dos cartas tuyas (...). (B. Pérez Galdós, ‘Tormento’)

He visto muchas hermanas tuyas ya. (H. Quiroga, 'Anaconda')

[29] Ejemplos:

El viejo sacó de las alforjas las dos piedras (...). (C. Alegría, 'La piedra y la cruz')

En estos veinte años el mundo ha cambiado (...). (O. Paz, '15 años de "Vuelta"')

aquellas dos luces verdes eran los ojos de un tigre (...). (H. Quiroga, 'El loro pelado')

A pocos pasos de él estaban Betanzos y sus cuatro hombres. (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

[30] Ejemplos:

Los fieles que concurren a la mezquita de Amr (...) saben muy bien que el universo está en el interior de una de las columnas (...). (J. L. Borges, 'El Aleph')

Este escolapio tan afable, ¿presentía mi vocación? (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

Esa niña llevaba en su ser algo de seráfico (...). (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

habría sido necesario romper aquellas formas (...). (O. Paz, 'Homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz en su tercer Centenario')

yo pienso a ratos (...) en tus manos blancas (...) en tu busto suavemente henchido (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

[recordó] a Saúl, cuyos ojos quedaron ciegos (...). (J. L. Borges, 'Tres versiones de Judas')

Dicho inca repartió terrenos entre tres mil familias (...). (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

[31] Ejemplos:

El primer escolapio que vi (...) fue el Padre Carlos Lasalde (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

¿Se tratará (...) de una reaparición (...) de los hábitos de los (...) primeros pobladores (...)? (R. J. Payró, 'Pago chico')

Mi primera mujer era manchega (...). (B. Pérez Galdós, 'Narváez')

[32] Ejemplos:

do falta el favor tuyo,  siempre la miseria sobra. (Cervantes, 'La gitanilla')

aquellas palabras suyas (...) caían como bálsamo consolador (...). (Pío Baroja, 'La lucha por la vida - Mala hierba')

Estos viajes tuyos me van a abrir una úlcera (...). (M. Vargas Llosa, ‘Lituma en los Andes’)

[33] Ejemplos:

Me acerqué para ver el mitote aquel (...). (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

No era la casa aquella pequeña ni de mal aspecto (...). (Pío Baroja, 'La Lucha por la vida - La busca')

- ¿Y la vida nuestra acaso no es triste, mi cabo? (M. Vargas Llosa,'Lituma en los Andes')

Juan quiso ceder el cuarto suyo a Passalacqua (...). (Pío Baroja, 'La lucha por la vida - Aurora roja')

[34] Ejemplos:

Hay ya en las cuartillas el trasunto lejanísimo de un personaje. (Azorín, 'El escritor')

En las paredes, litografías antiguas con asuntos de las Cruzadas o del descubrimiento de América. (Azorín, 'El escritor')

[35] Ejemplo:

Declinó la pensión vitalicia que le ofrecieron (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

[36] Ejemplos:

se ve el boscaje de la alameda, tupido, negro (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

Ulrica (...) proseguiría el viaje hacia Londres (...). (J. L. Borges, 'Ulrica')

Una tarde de otoño se fueron madre e hija. (Pío Baroja, 'La lucha por la vida - Mala hierba')

Oía (...) el sonido de las palabras (...). (J. Rulfo, 'Pedro Páramo')

Trataron de darle leche de vaca (...). (L. Esquivel, 'Como agua para chocolate')

Estas leyes son tres: la primera, es la ley de inercia (...). (M. G. Morente, "Prólogo a 'Discurso del método'de R. Descartes")

[37] Ejemplo:

El pueblo (...) sigue siendo el pequeño asentamiento humano medio devorado por la naturaleza que parece haberse desgajado del tiempo (...). (M. Vargas Llosa, 'Huellas de Gauguin')

[38] Ejemplo:

me como el garbanzo remojado que le doy a los puercos gordos (...). (J. Rulfo, Macario)

[39] Ejemplos:

Eréndira se casó (...) con (...) una mantilla de encaje que le regalaron las novicias (...). (G. García Márquez, 'La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada')

Habían puesto en un lugar visible el caballo de la dinastía Tang que Maruja había traído de Yakarta (...). (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

Disfrutaba de las joyas de la cocina local que las mujeres de La Loma les llevaban (...). (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

pasaba todo el año soñando con el alboroto de adolescentes que provocaba su llegada (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

[40] Ejemplos:

el amor es el vino que más presto se avinagra (...). (R. Palma, ‘Tradiciones Peruanas’)

se ha abierto una portezuela por la que ha asomado un pequeño monstruo (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

[41] Ejemplos:

el monte está poblado de pinos olorosos (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

tomé un poco de agua salada. (G. García Márquez, 'Relato de un náufrago')

cayeron después un marinero vizcaíno (...) y dos fogoneros gaditanos. (B. Pérez Galdós, 'La vuelta al mundo en la Numancia')

Venga a mirar a la pastora mía (...). (Cervantes, ‘La fuerza de la sangre’)

la gitana vieja  vivía en continuo temor (...). (Cervantes, 'La gitanilla')

confundía el tiempo actual con épocas remotas de su vida (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

[42] Ejemplos:

un ingenio más profundo que el mío puede deducir (...) leyes y corolarios distintos (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

Yo no recuerdo tormento semejante a éste (...). (Azorín, 'Confesiones de un pequeño filósofo')

[43] Ejemplo:

había sido (...) amigo inseparable de su bisabuelo (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

[44] Ejemplos:

Vivía (...) en un islote desértico circundado por un foso profundo (...). (G. García Márquez, 'La santa')

Permanecían en el corredor sofocado por el orégano y las rosas (...). (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

apareció en Riohacha con (...) un diploma  (...) falsificado por él mismo. (G. García Márquez, 'Cien años de soledad')

esa palabra brilla ante nosotros con el destello de una moneda de oro herida por la luz. (Azorín, 'El escritor')

Ese cambio de metabolismo provocado por el ayuno limpia y renueva el organismo (...). (M. Vargas Llosa, 'Agua sin pan')

[45] Ejemplo:

el bolsón de terciopelo cerrado por un cordón de seda (...) estaba completamente vacío (...). (R. J. Payró, 'Pago chico')

[46] Ejemplo:

El actual conflicto de Kosovo comenzó diez años atrás (...). (M. Vargas Llosa, 'Ardores pacifistas')

[47] Ejemplo:

Pasaba mi padre los términos de la liberalidad (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

[48] Ejemplos:

asistencia social a los parados (...). (M. Vargas Llosa, 'La amenaza de los nacionalismos')

aceptación social del aborto (...). (M. Vargas Llosa, 'El 'nasciturus')

explicación escolar de los tres poderes del Estado(...). (G. García Márquez, 'Noticia de un secuestro')

interpretación profana (...) de las pinturas (...). (B. Pérez Galdós, 'La familia de León Roch')

decisión juvenil de ingresar a San Marcos (...). (M. Vargas Llosa, 'Discurso en San Marcos por el doctorado Honoris Causa')

[49] Ejemplo:

orea (...) las fuerzas todas de la producción humana. (M. García Morente, 'Prólogo a "Discurso del método" de René Descartes')

[50] Ejemplos:

exhortación de la madre al hijo. (B. Pérez Galdós, '7 de Julio')

redención de nuestros pecados por el arrepentimiento (...). (B. Pérez Galdós, 'Carlos VI en la Rápita')

sustitución de hipótesis de gran alcance (...) por nuevos axiomas (...). (M. Bunge, 'La ciencia, su método y su filosofía')

identificación de Hemingway con el paisaje marino (...). (M.Vargas Llosa, 'La redención por el coraje')

[51] Ejemplo:

ese inmenso nido (...) iba en detrimento de su producción frutal. (G. Hudson, 'Allá lejos y hace tiempo')

[52] Ejemplos:

todo lo hermoso es amable (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

De acuerdo con lo dispuesto por él mismo, no hubo música (...). García Márquez, 'Cien años de soledad')

sabes lo que comúnmente se dice (...). (Cervantes, ‘Quijote’)

Esto que hasta aquí te he dicho son documentos(...). (Cervantes, ‘Quijote’)

¿Eso que tenemos delante es el Cerrillo de los Lirios? (B. Pérez Galdós, 'Doña Perfecta')

 

 



   GRAMÁTICAS ESPAÑOLAS

   SINTAXIS FORMAL Y SIGNIFICADO

  Gramática elemental de la lengua española en formato PDF

  Esteban Saporiti

  Volver al índice